Afirma Mario Delgado que mensaje de López Obrador en Nayarit es de tranquilidad y estabilidad

El coordinador de los diputados de Morena, Mario Delgado Carrillo, afirmó que el mensaje del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, ayer domingo en Nayarit, fue de tranquilidad y estabilidad, que va a respetar los equilibrios macroeconómicos.

 

Dijo que, cuando López Obrador habló de que el país está en bancarrota, se refirió a la situación de estancamiento económico y de crisis de derechos humanos, pero lo importante de su discurso fueron las “buenas noticias” para los mercados y el sector privado, en relación al Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF).

 

Para 2019 “no habrá más impuestos, se va a detener el sobreendeudamiento del país, habrá mayor inversión en infraestructura, se dejará de gastar en excesos y privilegios y se respetará la autonomía del Banco de México”, comentó el también presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), en rueda de prensa.

 

Resaltó que “el mensaje (de López Obrador) es de tranquilidad, de estabilidad, de que el año que entra se van a respetar los equilibrios macroeconómicos, y este PEF y las medidas que se van a tomar (en materia de austeridad) van a ser un muy buen aliciente para nuestra economía”.

 

“Hay que resaltar los mensajes importantes para darle tranquilidad a los mercados y al sector empresarial de que no va a haber aumento a los impuestos y se va a aplicar la austeridad… y ésas son buenas noticias para el sector privado”, apuntó el líder parlamentario.

 

“Si a eso le sumas el tener un Estado de derecho y construir la paz, sin duda que nos va a ir mejor a todos los mexicanos”, agregó.

 

Delgado Carrillo insistió en que, cuando López Obrador dijo que el país está en una situación de bancarrota, se refirió a que ha habido un crecimiento económico insuficiente en los últimos 30 años y, además, se ha generado una situación de violación de derechos humanos.

 

“Estamos prácticamente en un estancamiento, y eso también ha generado una muy mala distribución del ingreso, el número de pobres ha aumentado en los últimos años y el valor del salario mínimo ha venido disminuyendo, tiene una pérdida (de su valor) de 70 por ciento en los últimos años”, externó.

 

“También, para nadie es un secreto, ahí están las estadísticas reconocidas por el propio presidente (Enrique) Peña Nieto, que en el tema de violencia no se dieron los resultados esperados, tenemos una crisis de derechos humanos. Y ésa es la referencia que hace ayer el presidente electo, por eso dice: ‘tenemos un país en bancarrota’, porque tenemos muchos pendientes por atender”, concluyó.

Author: admin007

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *