Comparten experiencias y casos de éxito en bibliotecas

CDMX a 24 de Septiembre de 2018.– La Dra. María Isabel Grañén Porrúa, directora de la Biblioteca Francisco de Burgoa y presidenta de la Fundación Alfredo Harp Helú, dictó la Conferencia Magistral “El papel de las Bibliotecas y la lectura para el desarrollo” en el marco de la XVIII Congreso Nacional de Bibliotecas celebrado en Oaxaca.

La exponente narró las experiencias vividas en la creación de los diferentes espacios como la Biblioteca Fray Francisco de Burgoa (con un reconocimiento por parte de la UNESCO), el Museo de la Filatelia, la Biblioteca Infantil BS, el Museo Infantil, la Biblioteca Juan de Córdova, el Centro Cultural San Pablo y las bibliotecas móviles, que han contribuido a reunir a familias en torno a la palabra escrita, a la formación de nuevos lectores y a convertirse en catalizadores para facilitar la convivencia social, además de fortalecer las áreas de capacitación en la lectura y la escritura. Recordó la donación en vida de la Biblioteca de Andrés Henestrosa que se logró inaugurar para festejar los 97 años del escritor, cuya colección consta de libros que han sido semillero de talentos que brillan en torno a las letras y proponen nuevos rumbos para la vida cultural de Oaxaca. Grañén Porrúa subrayó: “la poesía, la narrativa y la historia son más que palabras, son luz”.

Por otra parte, se celebraron mesas redondas sobre los programas, las experiencias y casos de éxito en la Red Nacional, con la participación de responsables de las bibliotecas estatales.  Se compartieron las experiencias de éxito en la formación profesional y capacitación de los bibliotecarios y en los círculos de lectura con el aprovechamiento de las redes sociales en Aguascalientes; los logros a partir de conversatorios literarios, trueque y donación de libros, maratones de lectura y tertulias de análisis de libros en Tláhuac, Ciudad de México; la reducción de la brecha tecnológica y la capacitación del personal para mejorar el servicio con la participación de juntas y autoridades municipales en Durango; la necesidad de reforzar el vínculo biblioteca-escuela-comunidad en Tlaxcala; las experiencias en todo el país derivadas del programa de acción comunitaria denominado “ La Cultura ¡Vale!” y su vertiente “Vale leer”, que tiene por objetivos visibilizar el papel del bibliotecario en la comunidad, acercar las expresiones artísticas y culturales a la población, coadyuvar a la conservación de la cultura local y apoyar la reconstrucción de las relaciones sociales en comunidades vulnerables.

También se habló de los talleres de lectura en escuelas bajo el nombre “Lectura, Arte y Valores”, cuyo objetivo es incidir en la recomposición del tejido social en Michoacán; de los resultados en la rehabilitación de las bibliotecas públicas de Puebla afectadas por el sismo del 19 de septiembre de 2017; de la creación del Museo del Libro, como espacio que complementa a la Biblioteca Municipal “Bernardo Couto” de Orizaba en Veracruz y de los programas “Pintura entre libros” y “Música entre libros” en la misma entidad; y de los retos que han enfrentado las bibliotecas públicas en Oaxaca, del compromiso de sus bibliotecarios y de la creación, el año pasado, de seis nuevas bibliotecas en el estado.

Con la realización de talleres especializados y la reunión de coordinadores estatales y con la asistencia de 800 bibliotecarios, llegó a su fin el evento organizado por la Secretaría de Cultura a través de la Dirección General de Bibliotecas, en colaboración con el gobierno del Estado de Oaxaca a través de su Secretaría de las Culturas y las Artes.

Author: admin007

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *