#NAIM, el fabaproa que EPN quiso dejar a México hasta el 2060

CDMX a 9 de enero de 2019 (Grupo Maya Comunicación).- A un mes de iniciado el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ya comenzó el escrutinio a fondo del magno proyecto de la administración de Enrique Peña, el #NAICM, ante el desvío de recursos públicos por más de 80 mil millones de pesos y otorgamiento de contratos fraudulentos destinados a convertirse en deuda pública.

Tras una investigación realizada por la Policía Federal y la Cámara de Diputados, a partir de las auditorías practicadas al proyecto de mayor envergadura del sexenio pasado, se alertó por el uso de esquemas de financiamiento poco transparentes alejados de la regulación y de toda supervisión financiera, como es la bursatilización.

Las consecuencias negativas de este esquema de financiamiento –opaco por naturaleza, por ser de índole privado—es que convierte en deuda pública los pasivos de la deuda privada. Históricamente dicho esquema ha provocado crisis económicas graves en países que lo han utilizado para realizar obras, que por su magnitud rebasan las finanzas públicas; tal fue el caso del #NAICM.

Lo anterior alertó al Poder Legislativo en la pasada legislatura, por lo que solicitó la comparecencia del secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, para que rindiera informe financiero de la obra transexenal que inició en 2014, bajo el esquema de inversión pública y privada.

Sin embargo, las autoridades federales no dieron respuesta cabal a los cuestionamientos de legisladores, que basados en las auditorías realizadas por la ASF a las cuentas públicas del #NAICM de los años 2014, 2015 y 2016, descubrieron incremento en los costos proyectados, del orden de los 80 mil millones de pesos anuales.

En ese contexto, diputados insistieron al gobierno federal informar puntualmente sobre el esquema de financiamiento de la mayúscula obra, a realizarse en un lapso de más de 40 años (2014-2060), como una medida para conocer y poder prever riesgos de fracaso en la inversión privada, cuyos pasivos pasaría a ser deuda pública.

La alerta fue aún mayor cuanto trascendió que la inversión privada en el #NAICM subió al 70 por ciento y la pública pasó al 30%.

Así, el gobierno del presidente López Obrador ha retomado las observaciones y exigencias de la Cámara de Diputados para que se audite todo el proyecto del #NAIM Texcoco, y se sancione a quien desvío recursos públicos de la obra ya cancelada.

Author: admin007

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *