Paisaje sonoro de la isla Pacanda

Morelia, Michoacán. 30 de octubre de 2018 (Agencia Informativa Conacyt).- El sonido se sitúa también en un espacio geográfico que se carga de las condiciones ecológicas, humanas, económicas y culturales. Analizar el paisaje a través de los sonidos permite recuperar las percepciones y poder representarlo a través de la cartofonía para generar mapas sonoros que describan el entorno y lo identifiquen más allá de sus imágenes.

David Garrido Rojas es maestro en geografía, investigador del Centro de Investigaciones de Geografía Ambiental (CIGA) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), unidad Morelia. Su campo de estudio es el sonido como un elemento geográfico que permite conocer el territorio, describirlo, distinguirlo y con ello representarlo mediante el mapeo.

Se basa en el estudio de la música, el sonido y el ambiente para recuperar conocimientos, percepciones y vínculos culturales de las comunidades con su entorno, y así entender cómo es que se ha modelado el paisaje.

“Esta investigación sobre paisaje sonoro la vengo realizando desde hace tres años en la isla Pacanda en el lago de Pátzcuaro, que pertenece al municipio de Tzintzuntzan en Michoacán. La razón es conocer los saberes de los pueblos originarios y campesinos que forman parte de un entendimiento amplio sobre las estructuras naturales, sus relaciones y dinámicas ecológicas que generan respeto hacia la naturaleza”.

Author: admin007

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *